Saltar al contenido
Ideas para Decorar

15 ideas para decorar dormitorios infantiles y que sean prácticos

ideas dormitorios infantiles

Es cierto que cuesta un poco encontrar la armonía entre lo que quieren los hijos y lo que resulta práctico. A fin de cuentas, los hijos creces, y con el tiempo surgen necesidades que hay que cubrir de forma diferente.

Así pues, te vamos a dar una serie de ideas para dormitorios infantiles que cubrirán todas sus necesidades. Y que, además, ¡le darán al dormitorio un aspecto espectacular!

Ideas para un dormitorio pequeño

El cuarto de tus hijos es muy pequeño y, ¿le quieres sacar el máximo partido posible? No hay nada más sencillo que seguir uno de estos consejos.

Prueba esta idea de un dormitorio infantil de dos niveles

Esta es una práctica muy utilizada en las minicasas, y se ha puesto también de moda en las casas que tienen dormitorios pequeños. ¿No has pensado en crear un dormitorio de dos niveles?

En otras palabras, poner la cama sobre una especie de plataforma, a la que se acceda por una pequeña escalera. El colchón estará empotrado en el mueble, sobre un somier o una tabla de madera. Si son dos, puede haber un colchón a cada lado.

La plataforma, aparte, tendrá armarios y cajones, que servirán para que tus hijos puedan guardar sus cosas o para meter sábanas, mantas, ropa… Una idea muy práctica cuando el dormitorio es muy pequeño, ¿no te parece?

Literas, pero con almacenaje

decorar dormitorio infantil

Si tienes dos hijos que van a compartir habitación, y el espacio no está de tu parte, claramente vas a tener que optar por las literas. No obstante, ¿por qué unas literas convencionales?

Una de las mejores ideas para dormitorios infantiles pequeños que podemos darte es la de poner unas literas con una estructura de madera. Estas, por norma general, tienen cajones en la parte inferior. A veces incluso una cama nido.

En esos casos tus hijos podrán guardar los juguetes, libros, o la ropa de cama para que no ocupe espacio en el dormitorio. ¿No te parece una idea muy práctica?

Una litera tres

¿Dos niños comparten habitación? ¿O a tu hijo le gustaría tener una cama extra por si tiene visita? ¿Y a ti que hubiera algo de espacio de almacenaje para poner a buen recaudo todas sus cosas?

Pues te presentamos la solución más práctica que podríamos darte: la de poner una litera tren. Solo le dará al pequeño dos camas para la habitación, sino que estas además vienen con un armario incorporado, con bastante profundidad, y también, en algunos modelos, con cajones en la cama inferior para guardar cosas. ¿Qué más puede necesitar tu hijo?

Un mueble multifuncional

Esto vendría a ser algo parecido a lo que te hemos comentado antes de dividir el dormitorio de tu hijo en dos niveles. Solo que, en este caso para un dormitorio infantil pequeño, resulta que el mueble es multifuncional.

No solo la cama se encuentra en un nivel superior, lo que separa ambos espacios, sino que además el mueble puede cumplir varias funciones, como por ejemplo que cuenta con una bandeja extensible que le sirva de mesa de estudio. Una idea muy práctica cuando el cuarto es bastante pequeño, ¿no te parece?

Aprovecha la altura

¿Es posible que el dormitorio de tu hijo tenga mucha altura? ¡Pues aprovéchala en tu favor! Puedes hacerle un dormitorio de cuento usando la distancia entre el suelo y el techo en tu beneficio.

¿Cómo? Compra un mueble que se componga de una cama, la cual estará situada en la parte inferior. Mientras que, en la zona de arriba, habrá armarios y estantes, y por encima de esta, una pequeña plataforma, con una alfombra. Para acceder a ella, unos escalones que pueden tener armarios o cajones para guardar cosas.

Así, la zona de abajo será para dormir, mientras que la de arriba le servirá para jugar. O puede ser viceversa en el caso de que no te fíes mucho del soporte de la estructura.

Cama alta con zona de estudio

ideas para decorar dormitorios juveniles pequeños.

Esto se suele hacer en las habitaciones en las que no hay mucho espacio, y sirve tanto para un niño como para un adolescente.

Consiste en poner la cama en una zona alta, a la cual se acceda subiendo por una escalerilla, y, justo en la zona de abajo, poner un escritorio. Una lámpara de pared, o un flexo, y tendrá la zona de estudio perfecta para trabajar, sin robarle mucho espacio al resto del dormitorio.

Un sofá cama

Puede que a tu hijo le guste tener visitas en el cuarto, y no a todos les gusta tener la cama a la vista, porque no resulta muy práctica cuando se tienen que sentar varios al mismo tiempo. Así que, ¿por qué no comprar un sofá cama en lugar de una cama convencional?

Con el tiempo la irá usando para leer, echarse una siesta o simplemente para sentarse cuando quiera escuchar música. Es más práctica que no comprar una cama, ¿no te parece? Además, dicho sofá cama puede tener una cama en la parte inferior o algunos cajones por si necesitas guardar cosas.

Una cama abatible

Seguramente a tu hijo no le guste tener apenas espacio en el cuarto. Es razonable, dado que le gustará jugar, llevar amigos y demás. Pero, la cama puede ser un problema.

De modo que, ¿por qué no le pones una cama abatible? Una vez que se acostumbre a esconder la cama, será una rutina para él y no le importará. Y es un mueble que podrá aprovechar aun cuando sea grande.

Combinado de cama y escritorio

¿No hay espacio suficiente en el dormitorio de tu hijo para poner un conjunto de cama y escritorio? ¡Pues échale un poco de imaginación y aplica una de las ideas más modernas en dormitorio infantiles: un combinado!

Este consiste en que el escritorio se oculta dentro de la cama. Con un sencillo mecanismo, el escritorio sale ocultando la cama. Muy empleado en las casas muy pequeñas para tener un escritorio en el dormitorio, y una idea que le servirá a tu hijo por mucho que crezca.

Ideas para dormitorios infantiles grandes

¿Tienes un gran dormitorio con el que poder trabajar? ¡Eso es estupendo! Cuanto mayor es el espacio, más ideas para dormitorios infantiles hay. Todo es echarle un poco de imaginación. ¿Qué tal si te ayudamos a inspirarte?

Dos camas juntas

ideas para decorar dormitorios juveniles grandes


Aunque tengan un dormitorio grande, ya sabes que las camas ocupan bastante espacio. Y es posible que no les haga mucha gracia tener literas. Así que, ¿por qué no pones las dos camas juntas?

De hecho, ¿por qué no que cada uno tengan algo para ellos? Pon las dos camas juntas en la pared más larga del dormitorio y, justo enfrente, los escritorios, para que cada uno tenga el suyo. A las esquinas dos armarios y por encima muebles con estantes. De hecho, en las paredes de las camas también puedes poner algunas estanterías de pared, para que tengan espacio para sus cosas y no se peleen porque cosa es de quien.

Luego, bajo la cama, sería recomendable que estas tuvieran cajones, o una cama extra por si alguien tiene que quedarse a dormir a última hora. Nunca se sabe, ¿verdad?

Dormitorio dividido

Aquí te lo vamos a explicar tanto si va a ser un dormitorio para un solo hijo como para dos. Comencemos con el de dos, que suele ser el más complicado.

Pinta cada mitad de la pared de un color, para que cada uno tenga su espacio. Da igual si son niño-niña, niño-niño o niña-niña, que cada uno elija el color de su lado del dormitorio. Luego, justo en el centro de la habitación, pon algo que sirva de separación, pudiendo ser un biombo, una pizarra, o un pequeño muro pero que no separe el cuarto del todo.

Y ya puedes ponerte a trabajar comprando los diferentes elementos de cada lado de la estancia: una cama al gusto de cada uno, los accesorios de la pared, el escritorio, la estantería… todo lo que puedan necesitar.

¿Qué el cuarto es para un solo hijo? Puedes hacer lo mismo que hemos dicho, pero para que separe la zona de dormir de la de estudio y de la de ocio.

Una zona de ocio

¿A qué niño no le gusta jugar en su cuarto? ¿Y qué padre no lo agradece? Pues tienes que conseguir convertir una zona del cuarto en una zona de ocio.

Cuando es muy pequeño, puedes poner una alfombra, con un baúl para sus juguetes, un par de cojines y algunos peluches para el suelo para que sea su zona para jugar. Cuando sea un poco más grande, un puff perra, o algún estilo parecido con una alfombra un poco más moderna y una estantería para crear un rincón de lectura.

Al llegar a la adolescencia, que sea tu hijo quien decida lo que va a hacer con esa zona del dormitorio. Si la quiere para jugar a la consola, escuchar música, leer… pero lo importante es que la tenga.

¿Qué tal un dormitorio de dos niveles?

ideas para decorar dormitorios juveniles grandes

¿No quieres poner paredes en el cuarto de tu hijo ni ninguna barrera que lo separe todo? En ese caso, puedes poner un dormitorio en dos niveles.

Tal y como te hemos dicho en el caso de los dormitorios infantiles pequeños, puedes poner la zona de la cama a un nivel superior, dejando el resto del espacio para el escritorio y la zona de ocio de tu hijo.

¿Por qué no? Así él mismo se dará cuenta de que son dos zonas diferentes, aunque estén dentro del mismo espacio. Además, este tipo de diseños es atemporal, así que lo puede aprovechar tanto siendo niño como adolescente.

¿Qué tal ponerle un cuarto de baño propio?

Seguramente se lo habrás oído comentar a tus amigas, o te acordarás de tu propia experiencia que, llegada a una determinada edad, a los hijos no les hace ninguna gracia el tener que compartir baño con los padres.

Por no hablar del tiempo que puede llevarles el prepararse por las mañanas. Así que, ¿qué tal si le montas un cuarto de baño propio en el dormitorio? Si este es grande, ¿por qué no? Habrá espacio más que de sobra.

No te calientes mucho la cabeza y ponle uno bien sencillo, con una ducha, un lavabo y un inodoro. O simplemente un aseo personal, si no le importa compartir ducha/bañera con vosotros en el baño principal.

Una habitación temática

Es normal que siendo niño haya ciertas cosas que le gusten, como los personajes de dibujos animados o un tema en concreto: el espacio, el oeste, un mundo de princesas… Así que, ¿por qué no hacer una habitación temática?

Papel pintado, objetos que tengan un diseño relacionado con ese mundillo… todo lo que haga feliz a tu hijo. Claro que, piensa que cuando crezca sus gustos pueden cambiar un poco, por lo que puede que dentro de muy poco tengas que cambiar toda la decoración. Tenlo muy presente al decantarte por esta idea al decorar un dormitorio infantil.

Algunos consejos a la hora de decorar dormitorios infantiles

Ya te hemos dado las mejores ideas que puedes emplear para decorar un dormitorio infantil. Pero ahora, aparte, te vamos a dar una serie de consejos que, creemos, que te serán bastante útiles.

Utiliza colores atemporales

Decorar habitacion juvenil grande

Aunque quede muy bien eso de “a las niñas se les pinta el dormitorio de rosa y a los niños de azul”, ten en cuenta que crecen, y los gustos cambian. Así que, escoge un color que sea atemporal, pero apto para el cuarto de un niño.

Los grises, los tonos tierra, los azules en tonos muy claros… o incluso un gris perla. Son tonos muy atemporales que no pasan de moda, y que se adaptan a las diferentes etapas de tu hijo sin ningún problema.

Pinta el cuarto de dos colores

Seguramente tu hijo tenga algo que decir del color que va a tener su cuarto, así que, ¿por qué no complacer su deseo dejándole elegir un color para este? Luego tú puedes coger otro que contraste bien.

Puedes pintar la pared de un color hasta la mitad y la otra mitad de otro. O bien pintar tres paredes de un solo color y la de la cama de un color distinto (este debería ser el que dejases escoger a tu hijo).

Muebles que pueda usar con el paso de los años

Está claro que, a ciertas edades, los muebles tienen que ser bajos para que estén a la altura adecuada para los niños. Sin embargo, ten en cuenta que los niños crecen muy deprisa, y que puede que en menos de un año esos muebles ya no le sirvan.

Así que, deberías comprar unos muebles que pueda utilizar cuando crezca. Aunque sea un poco más “adultos”, pueden tener un color que le resulte divertido siendo niño. O que la silla tenga una forma curiosa. Esto es algo que puedes cambiar en el futuro y que no te será tan caro como comprarle un dormitorio nuevo.

¿Por qué no un armario empotrado?

Tu hijo/a necesitará un lugar en el que guardar su ropa, y lo sabes bien. Así que, ¿por qué no ponerle un armario empotrado? Es mucho mejor que tener un armario robándole espacio al resto del dormitorio.

Puede que pierdas un poco de espacio de otras zonas de la casa, pero, ¿no es mejor eso que el que él pierda espacio en el cuarto?