Saltar al contenido
Ideas para Decorar

15 ideas para sacarle el máximo partido a una habitación de matrimonio pequeña

Habitacion de matrimonio pequeña

A todo el mundo le encantaría tener un dormitorio de matrimonio de gran tamaño, pero, por desgracia, es un sueño que no siempre se puede cumplir. Así que, si tienes un dormitorio de matrimonio pequeño, seguramente ahora mismo te sientas desesperanzado de que vas a meterte en un espacio cargado y agobiante.

¡No obstante hay muchas formas de decorar una habitación de matrimonio pequeña para que sea muy práctica y funcional! ¡Incluso hay trucos para hacer que parezca un poco más grande! ¡Lee todos nuestras ideas y consejos porque te van a ser de gran utilidad!

Los colores, sumamente importante

Lo primero que hay que hacer, antes que comprar los muebles, es elegir un buen color para el dormitorio. Dado que es pequeño, tiene que ser un tono neutro que haga parecer el espacio un poco más grande.

El color blanco suele ser el indicado para esto, un color estupendo si la habitación es un poco oscura. Aunque en realidad los metros cuadrados seguirán siendo los mismos, ¡te parecerá que mide mucho más!

Otra opción serían los tonos en gris claro. Un poco de gris le da seriedad a la decoración del cuarto, al mismo tiempo que tiene un pequeño efecto similar que el color blanco. Un tono tipo tierra claro también surte el mismo efecto.

La habitación tiene mucha luz natural, ¿qué color elijo?


ideas para dormitorios de matrimonio pequeños

Puede suceder que tengas un dormitorio con muchísima luz natural, pues puede estar en una esquina del edificio o dar a la calle. Sea cual sea el motivo, aunque en estos casos también se pueden usar el color blanco y el gris, es mejor buscar otros colores que no aumenten la “potencia de la luz natural”, para no sentirte incómodo al entrar en el cuarto.

Así pues, ¿qué color poner en una habitación de matrimonio pequeña con mucha luz natural? Puedes apostar por el color marrón chocolate, que es un color muy maduro, un gris perla, un tono azul marino e incluso un verde. Colores que no solo son perfectos para el dormitorio, sino que además relajan.

El suelo también es importante

El tipo de suelo que haya en el cuarto también influye un poco en la percepción que se tiene del espacio. Si es un suelo que es igual que el del pasillo, parecerá que haya una continuidad, y, por ende, te parecerá que es más grande.

El material que más causa este efecto es la madera, pero es algo caro. No obstante, se ha demostrado que con las baldosas de cerámica se consigue el mismo efecto. ¿Por qué no lo pruebas?

¿Qué tal una habitación abierta al resto de la casa?

¿Nunca has pensando que podrías tener una casa estilo Loft? Para las casas que son pequeñas, es la mejor técnica para hacer que parezca más grande de lo que realmente es.

Claro que, no vas a dejar que el dormitorio quede a la vista, necesitando algo de privacidad, ¿no te parece? Así pues, puedes poner unas paredes acristaladas, que por los lados sean opacas mientras que las de la zona de la puerta sean transparentes. Eso le dará privacidad al dormitorio, mientras que te permitirá disfrutar de mucha luz natural.

Un dormitorio con un baño con un poco de separación

¿Es posible que tengas un baño en suite en la habitación? Que haya ese muro separando ambas zonas hace el dormitorio de matrimonio parezca más pequeño. De modo que, ¿por qué no sigues el ejemplo de algunos hoteles?

En lugar de una pared de ladrillo, que el baño esté separado del dormitorio tras una pared de cristal. Aunque se vea el interior, no te preocupes, porque eso te dará sensación de profundidad en la habitación.

Otra opción, muy usada en la decoración de estilo urbano, sería la de levantar un muro pero que no llegue hasta el techo. Más o menos debería ser igual de alto que tú, para que no veas el interior, pero no parezca que invade el dormitorio.

La cama, un arma doble


Dormitorio pequeño de matrimonio

Dado que no te sobra el espacio, vas a tener que buscar formas de reaprovechar todo lo que vas a tener en el dormitorio. Y uno de esos elementos será la cama de matrimonio.

Si compras una cama con arcón, tendrás espacio más que de sobra de almacenaje. Un lugar perfecto para guardar las mantas, sábanas, toallas o la ropa que no vayas a usar hasta la próxima estación.

No tiene por qué ser un arcón que se abra hacía arriba, también se venden camas con cajones laterales que tienen la misma capacidad que si fueran del otro modelo. Escoge el modelo que creas que más te va a convenir.

¿Qué tal una cama abatible?

Si el dormitorio es estrecho, y durante el día te cuesta moverte en él, o toda tu casa es un estudio y necesitas el mayor espacio libre posible, ¿no te has planteado comprar una cama de matrimonio abatible?

En los apartamentos pequeños se han puesto muy de moda, y cuentan con la ventaja que también tienen espacio de almacenaje para guardar la ropa. ¿Por qué no lo pruebas? Además, si usas el dormitorio como zona de trabajo, te interesará que el espacio quede libre, ¿no?

Compra mesitas de noche con mucho espacio de almacenaje

Al igual que un arcón bajo la cama te puede servir para guardar cosas, también lo pueden hacer las mesitas de noche. En las tiendas verás que hay mesitas de noche que no tienen cajones, cosa que a ti no te convendrá.

En un dormitorio de matrimonio pequeño las mesitas de noche tienen que tener tantos cajones como sea posible. ¿Con qué fin? Pues te pueden venir bien para guardar la ropa interior. Así dejarás espacio libre en el armario para otras prendas.

¿Un armario normal? ¡Mejor de puertas correderas!

¿Vas a ponerte un armario convencional con puertas? ¡Entonces mejor que sean correderas! Al abrirse las puertas estas robarán un poco de espacio a la habitación y, al moveros por el cuarto, podría ser incómodo cuando uno tenga que coger algo de su interior.

Un armario abierto, ¿no se te ha ocurrido?

Decorar dormitorios de matrimonio pequeños

Pasemos ahora a uno de los muebles indispensables para cualquier dormitorio: el armario. Es, junto con la cama, el mueble que más espacio ocupa en el dormitorio de matrimonio, dado que tiene que ser conjunto.

Así que, para que no parezca que este robando tanto espacio, ¿no se te ha ocurrido que podrías comprar un armario abierto? Se han puesto de moda en la decoración minimalista, moderna y contemporánea que la ropa quede a la vista en los dormitorios de matrimonio.

O si tienes poca ropa, podrías comprar un par de armarios de tela, pero sin cubrirlos, para dejarlo todo a la vista que, según tu percepción, haya una continuidad hasta el fondo de la pared. ¡Te vendrá de perlas!

Un mueble en la zona del cabecero

La pared del cabecero es idónea para poner un mueble de gran tamaño. Estantes que suban por ambos lados de la cama, terminando en un mueble en suspensión que una ambas partes. ¿Justo debajo? Un par de baldas y, a cada esquina, un par de lámparas sujetadas a la pared para iluminar la zona de la cama por la noche.

Si tienes un dormitorio muy pequeño, es una solución muy práctica, tanto para una habitación de matrimonio pequeña como para la de tus hijos. Los estantes de las esquinas pueden ser armarios independientes para cada uno, y la parte de arriba el lugar perfecto en el que dejar vuestros libros, películas favoritas…

Estantes en las esquinas

Las esquinas son un buen lugar en el que poner algunas estanterías, o simplemente unas baldas para que sea algo más minimalista y no parezca que roban tanto espacio. En ellas, puedes poner tus libros, algunos objetos decorativos… ¡lo que quieras!

Un banco que también sea un zapatero

Puede que tu habitación de matrimonio sea pequeña, pero igual es bastante profunda y en la zona de los pies de la cama te queda espacio para poner algún mueble extra. ¿Por qué no poner un banco con huecos para poner tu calzado?

Podrás sentarte por las mañanas a ponerte el calzado adecuado al mismo tiempo que añades una pieza decorativa que le dará un poco de estilo al dormitorio.

No pongas demasiados accesorios

Dormitorio de matrimonio pequeño


No te va a sobrar el espacio en tu dormitorio, así que no lo cargues con demasiados accesorios. Cuadros pequeños, algún objeto decorativo en las estanterías… ¡pero poco más!

Tus objetos del día a día pueden ser accesorios decorativos si están bien expuestos, por ejemplo, libros con unos sujetalibros originales, un cuadro apoyado en una balda con algunas figuras delante de este… ¡Hasta una hilera de fotos colocada justo en la zona del cabecero con fotos de toda la familia!

Distribuye bien los muebles

El gran secreto para sacarle el máximo partido a una habitación pequeña, es saber distribuir bien los muebles. Por ejemplo, pongamos que es una habitación cuadrada.

En este caso, puedes poner la cama de matrimonio justo en el centro, en un lado una cómoda junto con una mesita de noche, ancha y con varios cajones, y en el otro un armario que puede ser individual o compartido. Si necesitas algo más, y hay espacio, un zapatero o un sinfonier.

¿Qué es una habitación rectangular pero estrecha?  Puedes seguir el mismo patrón o bien poner la cama justo debajo de la ventana, para que esta te sirva como cabecero, y el resto de muebles al fondo. ¡No parecerá que le estás robando tanto espacio a la habitación!