Saltar al contenido
Ideas para Decorar

Las mejores ideas para tu jardín

ideas para decorar tu jardin

¿Necesitas algunas ideas para darle un lavabo de cara a tu jardín? ¿No sabes cómo decorar tu jardín delantero? ¿Ni tampoco el trasero? ¡Para eso estamos nosotros aquí! ¡Te vamos a dar una serie de recomendaciones que te vendrán ni pintadas!

Lo primero de todo, ¿qué tipo de jardín quieres?

Antes de lanzarte de cabeza a comprar plantas y herramientas para trabajar en el jardín, ¿no deberías elegir el tipo de jardín que va a quedar mejor en tu casa? Estos son los más populares.

Jardín natural

Un estilo de jardín en el que la flora y la fauna habitan en un solo lugar. Requiere de varios cuidados para lograr que crezcan las flores, así como los seres vivos animales, como las mariposas, abejas y ranas. E incluso, dependiendo donde vivas, puede que recibas la visita de alguna especie aviar, como los colibríes.

Es un jardín en el que no se utilizan químicos, con plantas que no requieran de muchos cuidados siempre y cuando se mantenga el suelo fértil, tanto para animales como para plantas.  Una opción interesante para poner en la parte posterior de tu casa, aunque también valdría para un jardín frontal.

Jardín moderno

¿Cómo es un jardín moderno? Es un jardín en el que la terraza, el terreno y el césped están bien divididos por algún elemento, como puede ser por un camino de piedra. Además, se añaden algunos elementos decorativos, como fuentes, setos recortados con formas o incluir el acero para algunos elementos decorativos.

Jardín mediterráneo

Baldosas de terracota con combinaciones de diferentes tonos en marrón, basados en los países como España, Grecia e Italia. La piedra natural, la madera y los colores como el blanco y el azul se convierten en los principales protagonistas de estos jardines.

No hace falta vivir en la zona mediterránea para tener este tipo de jardín. Eso sí, requieren de mucho trabajo de un presupuesto alto para completarlo.

Jardín de rocalla

ideas para tu jardín

¿No se te ha ocurrido que podrías poner un jardín de rocallas en los jardines de tu casa? Se pueden poner en una pequeña pendiente, formando un paisaje alpino, o bien construirlo en una esquina, para resaltar esa zona.

Aunque parezca que todo está colocado de forma aleatoria, en realidad las rocallas tienen una estructura básica formal. Un conjunto de piedras, con gravilla y algunos elementos decorativos como un jarrón para hacer parecer que la grava sale de su interior. Y no hay que olvidarse de las plantas.

Jardín japonés

¿Eres de los que les gusta salir al jardín para relajarse y olvidarse de todos sus problemas? ¿Buscas una zona en la que sentarte y relajar tu espíritu? ¡Un jardín japonés es perfecto para ti!

Un jardín con elementos como un estanque con algunos peces, piedras, plantas como los bonsáis y el bambú para conseguir una decoración un poco estándar. Todo colocado de forma en que la asimetría se vea desde lejos, con senderos con elementos sencillos y rocallas montañosas para adornar algunas zonas del jardín.

Jardín Zen

No hay que confundir nunca un jardín japonés con uno Zen, como hace mucha gente. Un jardín Zen es un jardín seco, en el que el agua no está presente para nada.

Usando un rastrillo de madera se dibujan patrones ondulados en la zona de la arena, con el fin de simbolizar el agua. Aparte, hay otros elementos como la grava, la arena y los cantos rodados. Y solo se utiliza el musgo, ninguna otra planta.

Jardín pequeño

Cuando no tienes mucho espacio en el jardín, ¿por qué no hacer algo sencillo en este? Puedes dedicarlo a tener un pequeño huerto o bien hacer una pequeña pradera. Forma un pequeño camino con adoquines y algunas plantas para adornarlo.

Es un jardín que no requiere de muchos cuidados, y bastará con que lo riegues únicamente durante el fin de semana. Es más, puedes poner un pozo o un barril de lluvia, para ahorrar en el consumo de agua.

Las plantas para tu jardín

Decorar con plantas el jardin

Aparte de darte algunas ideas para los jardines, en base a si es frontal o posterior, ¿qué te parece si te decimos algunas plantas que puedes poner en cada uno para que luego no tengas problemas?

En el jardín frontal

Es importante que el jardín frontal luzca hermoso, a fin de cuentas, es la entrada de tu casa. Así que hay que elegir unas plantas que sean coloridas y llamativas. Si el jardín frontal tiene algún árbol, no te deshagas de él. Al contrario, úsalo como un elemento decorativo más.

  • Nandina: Una especie arbustiva llamativa, la cual crece hasta un metro de alto, y bastante ramificada desde la base. Es una planta que florece en primavera, mostrando unas preciosas flores en color blanco que se agrupan en inflorescencia. Además, también da frutos, que se tornan de un color rojizo en invierno y perduran hasta finalizar en verano. Cuando florecen las plantas, las hojas son de un color rojo púrpura que cambia a verde al madurar. Al llegar el otoño, la planta adquiere un tono rojizo en el caso de que la planta haya crecido en un sitio luminoso.
  • Beberis: Un arbusto espinoso de follaje caduco, que es perfecta para poner en un jardín delantero pequeño. Cuenta con una variedad atropurpurea, cuyas hojas se vuelven de un color más intenso en otoño. Las flores pequeñas de un tono amarillento parecen racimos.
  • Chamaecyparis: Una planta conífera cuyo follaje es de un tono gris azulado, que destaca entre los verdes de otras especies. Es de lento crecimiento, por lo que hay que tener un poco de paciencia con ella.
  • Abelia: Un arbusto ramificado que puede alcanzar una altura de 1.5 metros de alto. Las hojas son persistentes, bastante sencillas y de un tono verde brillante cuyas hojas se vuelven de un tono rojizo en invierno. Las flores tienen un tono blanco rosado, que se agrupan en las extremidades de las ramas.
  • Lavándula: Una planta subleñosa, que mide de 40 a 70 cm de alto, y cuyas hojas son de unos 7 cm de largo. Las pequeñas flores son de color lila, que se agrupan en inflorescencia y emiten una suave fragancia durante la floración estival. Lo normal es elegir diferentes tipos de variedades de lavándula para que la entrada quede espectacular.
  • Plumbago: Un arbusto apoyante de un tono verdoso, que esta ramificado y con tallos frágiles. Las flores tienen un tono celeste, carentes de aroma, que se agrupan en racimos. La floración es vistosa, que se extiende desde la primavera hasta las primeras heladas de otoño.
  • Azalea: Un arbusto con un follaje oscuro, bastante resistente, y de gran floración durante la primavera. Hay varias opciones, desde plantas rojizas, blancas y solferinos. Una combinación de estas plantas te podría dar una entrada de lujo.

Plantas para un jardín posterior

jardin decorados con flores


¿Cuáles van a ser las mejores plantas para un jardín posterior? ¿Cuáles van a resistir mejor las condiciones climáticas? ¡Aquí te dejamos una lista completa!

  • Peonias: Una planta bastante popular por sus preciosos colores, y bastante fácil de cultivar, que puede aguantar tanto los ambientes fríos como los cálidos. Bastante fáciles de encontrar en las tiendas y mucho más fáciles de cuidar.
  • Zanahoria silvestre: Una planta fácil de encontrar, y que es bastante fácil de cultivar. Una vez que brota, aparecen unas pequeñas flores blancas como planta de relleno, ideal para conseguir un precioso jardín de color blanco. Se adapta muy bien a todo tipo de climas, desde la costa hasta la montaña.
  • Lavanda: Quizás de las plantas de jardín más demandadas entre los amantes del paisajismo, dado que es una planta casi indestructible, bonita y aromática. Una vez cultivada, se pueden coger pequeños ramos para decorar el interior de la casa.
  • Dragonaria: Sus hojas tienen todo un abanico de colores que ayudan a darle color y vida a ese jardín, desde el rosa al amarillo, pasando por unas preciosas hojas con una forma llamativo. Es verdad que requiere más cuidados que el modelo anterior, pero, ¡vale la pena el esfuerzo!
  • Acebo: Cierto que es un arbusto, pero para un jardín posterior es ideal, ya que puede servir para cubrir grandes superficies. Además, no precisa de mucha agua y puede aguantar tanto a la sombra como al sol. Una especie bastante resistente que en invierno parece de un tono rojizo gracias a sus bayas.
  • Bambú: ¿Quieres una planta que sea resistente y le dé un toque exótico a tu jardín? ¡Necesitas poner bambú! Según el género, tienen diferentes alturas. Los más grandes pueden alcanzar hasta los 40 metros. Estos tan grandes serían perfectos para hacer un muro en el jardín, en lugar de poner vallas o tener que levantar un muro de piedra. O un pasillo que lleve desde la puerta hasta una zona del jardín algo más privada.
  • Suculentas: A esta planta también se la conoce como echeverias, una planta versátil y bastante resistente, que la tarea de cuidarla resulta bastante sencilla. No es muy grande, pero sí que tiene formas bastante bonitas y coloridas.
  • Hibisco: Una planta de la que florecen preciosas flores de una gran gama de colores. Proviene de Asia, y no soporta los climas fríos, pero si tienes un jardín en el que da el sol todo el año, incluso en invierno, no tienes de que preocuparte.
  • Enredaderas: ¿Por qué no adornar las paredes de tu jardín posterior con unas enredaderas que suban sobre una pared de madera hacía el piso superior? Puede servir para jardín posterior como delantero, así como para decorar algunos árboles.
  • Geranios: Una planta perfecta para el jardín por lo resistente que resulta, que le encanta el verano y que luce preciosa una vez que ha dado sus primeras flores. Puede aguantar el sol, pero no hay que sobreexponerla demasiado.
  • Cactus: Te gustaría tener un jardín espectacular, ¿pero no quieres tener que cuidar tanto las plantas? Nada mejor que unos buenos cactus decorando los recovecos de tu jardín. Una planta muy resistente y que no requiere de muchos cuidados. Eso sí, mucho ojo, porque pueden crecer mucho.
  • Bonsáis: En lugar de hacerte un enorme jardín con un montón de plantas, ¿por qué no un pequeño jardín con unos bonsáis? Esta planta japonesa es preciosa, y da mucho gusto el cuidarla y ayudarla a crecer, cortando las ramas cuando sea necesario. En Japón el cuidar de un bonsái es una actividad que se recomienda para combatir el estrés. ¿Por qué no lo pruebas?

Algunas ideas para sacarle el máximo partido a tu jardín

Ahora que ya te hemos dado unas nociones básicas sobre plantas y estilos de jardines, ¿qué tal si te damos algunas ideas para jardines? ¡Alguna encajará en el estilo de tu jardín!

Que todo gire alrededor de la piscina

Jardines con piscina

¿Vas a tener piscina en el jardín? Está claro que eso hará que se convierta en la principal protagonista, y te puede servir para que todo gire alrededor de esta.

Si el jardín es grande, cubre con baldosas únicamente la zona cercana a la piscina, dejando algo de césped para disfrutar del agradable tacto de este. ¿Qué no es el caso? Pues cubre todo el suelo con baldosas.

En este tipo de jardines las plantas se colocan en los límites de la propiedad, junto a las vallas o los muros. Pueden tener gravilla en el suelo o estar un poco elevadas, con algo de verde. Si cuentas con un jardín muy grande, o una gran parcela, podrías poner algunas palmeras, para que den sombra a la zona de la piscina.

Eso sí, es indispensable que las plantas estén algo alejadas del agua, para que al saltar a esta no entren en contacto con el agua con cloro, porque eso sería dañino para ellas.

Bajo las ventanas

¿No tienes muy claro cómo quieres poner las plantas en tu jardín? Pues hay varias ideas para ello, como, por ejemplo, ponerlas justo debajo de las ventanas. Cava un poco la tierra y plántalas justo por debajo de las ventanas, pero sin que lleguen a tapar la zona de la cornisa.

Otra opción sería la de ponerlas justo en las cornisas, pero claro, en estos casos tendrías que tener ventanas que se abran hacía arriba, nada de ventanas abatibles.

Formando un camino

¿Hay bastante distancia entre la acera y el jardín delantero de tu casa? ¡Pues aprovecha para hacer un precioso camino! Puedes hacer un camino con baldosas, dejando un poco de separación entre ellas, y a los lados diferentes tipos de plantas que te den la bienvenida.

O hacer un camino con arbustos. Comienza con un arco en el comienzo y de ahí ve caminando entre un montón de arbustos con diferentes formas. ¡Tendrás el jardín más bonito del mundo!

Esta misma opción también te vale para tu jardín posterior. Si hay una zona del jardín que vaya a ser para descansar o relajarte, forma un camino con baldosas o adoquines, con algunas plantas a cada lado. ¡Quedará de lujo!

Construye una terraza

Jardines con terraza

En la parte posterior del jardín podrías poner una preciosa terraza, con una mesa y unas cuantas sillas en las que sentaros para disfrutar del buen tiempo.

Lo mejor sería que la superficie de la terraza fuera de madera, con una vaya para marcar la separación entre la terraza y el jardín. ¿Qué es pequeño? Pues cubre parte del suelo de uno de los lados con baldosas, formando un camino desde la puerta con adoquines para llegar a esta zona.

O bien forma una pequeña rocalla con una mesa, sobre una superficie de grava. Una idea atractiva para los que quieran tener un pequeño espacio en el que relajarse.

¿Qué tal con un estanque?

Podrías poner un pequeño estanque en tu jardín, con unos preciosos peces de colores a los que cuidar, además de algunas plantas que lo adornen. Incluso, si tienes un jardín de gran tamaño, puedes poner un estanque grande, sobre el que pasar atravesando un pequeño puente.

Para este tipo de jardín es mejor que pienses en una rocalla con fuente, para que el agua caiga por varios niveles hasta llegar a este. Incluso podrías seguir el ejemplo de los jardines japoneses y poner un pequeño junco, para oírlo chocar con la roca para relajarte escuchando el sonido del agua correr.

Un jardín vertical

Si no tienes mucho espacio en el jardín, no habrá mucho que puedas hacer. Por suerte para ti, hay muchas ideas para decorar jardines, como el uso de los jardines verticales.

Poner las plantas en la pared es una idea bastante práctica, evitando así que te ocupen espacio en la zona de la base. Además de ser bastante barata, ya que las plantas y las macetas tienen que ser pequeñas.

Una bonita valla

¿Crees que la valla que separe tu jardín del resto de tus vecinos no influye en que este luzca espectacular? ¡Por supuesto qué sí! Debe ser una valla llamativa, y con una forma diferente. Hay muchas vallas interesantes, pero también puedes levantar un pequeño muro de ladrillo o bien poner uno de bambú, para que quede marcado tu territorio con respecto al resto.

Plantas repartidas por todo el jardín

¿Qué tal crear un jardín con caminos con plantas repartidas en pequeñas parcelas por todo el jardín? Para los que tienen un jardín grande es una idea fantástica, ya que te permitirá poner algo de colorido en tu jardín. Eso sí, requiere de muchos cuidados.